La modificación de dicha directiva incluye, entre otros aspectos, la regulación y el establecimiento de un valor límite a largo y corto plazo para el formaldehído. En el primer trimestre de 2019 la Comisión debía evaluar, teniendo en cuenta los últimos avances en materia de conocimientos científicos, la posibilidad de modificar el ámbito de aplicación de la Directiva 2004/37/CE para incluir las sustancias tóxicas para la reproducción. Esta directiva regula las sustancias o mezclas que cumplen los criterios para ser clasificadas como carcinógenas o mutágenas, recogidas en los reglamentos europeos.

Los centros sanitarios de la UE deberán aplicar todas y cada una de las medidas adecuadas para mantener la exposición de su personal al formaldehído dentro de límites seguros. Es previsible que, en algunos Estados miembros, le resulte difícil al sector sanitario cumplir, a corto plazo, el valor límite de 0,37 mg/m3 o 0,3 ppm. Por lo tanto, debe establecerse para ese sector un período transitorio de cinco años durante el cual se aplique el valor límite de 0,62 mg/m3 o 0,5 ppm.

No obstante, según el nuevo texto de la directiva, el sector sanitario debe minimizar la exposición al formaldehído, y se le anima a respetar, siempre que sea posible, el valor límite de 0,37 mg/m3 o 0,3 ppm durante el período transitorio.

https://www.cgcom.es/los-estados-miembros-de-la-ue-dispondr%C3%A1n-de-hasta-cinco-a%C3%B1os-para-adecuar-los-niveles-de-formolEste enlace se abrirá en una ventana nueva