LIFE SENSSEILIFE SENSSEI

El objetivo principal de LIFE SENSSEI es minimizar el impacto ambiental y en la salud derivado de la exposición ocupacional y la concentración ambiental de formaldehído en la industria, mediante un enfoque global basado en la monitorización en tiempo real y la implementación de nuevas estrategias de seguridad y salud.

EmisionesEmisionesLIFE SENSSEI es un proyecto de demostración con un fuerte carácter innovador como se establece en las guías del Programa LIFE, cuyas principales líneas de desarrollo están encaminadas a conseguir mejoras que puedan influir directa o indirectamente en la política comunitaria. Todas las acciones tienen el objetivo de demostrar una estrategia de medida para gestionar la exposición a un agente químico cancerígeno de uso muy extendido, el formaldehído.

El proyecto posee como objetivo reducir el impacto del formaldehído sobre la salud humana, dado que es un compuesto ampliamente utilizado a nivel industrial y presente en muchas oficinas y hogares. Por otra parte, el control y la reducción de las emisiones de formaldehído en la industria contribuirá a reducir el cambio climático, ya que esta sustancia es sumamente reactiva y se combina químicamente con casi todos los tipos de compuestos orgánicos, produciendo gases que afectan a la capa de ozono troposférica. LIFE SENSSEI proporcionará una evidencia demostrativa de los beneficios de la monitorización de la exposición al formaldehído en los procesos de fabricación, utilizando un sistema innovador de detección y cuantificación muy preciso y en tiempo real. Mediante la adopción e implementación de este sistema de medición y sus resultados en las actividades diarias de los sectores donde está presente, será posible desarrollar una normativa más precisa e incluso ayudar a redefinir algunos procesos productivos que conduzcan a reducir el impacto que tiene este carcinógeno en la salud.

Las acciones que se realizarán contemplan la implementación de un sistema preciso de medida de formaldehído en tiempo real (SENSSEI), consistente en sistema de detección, que recoge muestras de forma continua, una unidad de procesamiento in situ que analiza el grado de concentración de formaldehído en el ambiente, un sistema de alarma que se activa si la unidad de procesamiento indica que el nivel de concentración supera los umbrales límites de exposición y un módulo de business intelligence, que permite la generación de históricos, informes de operación y mapas de concentración en fábrica.

Se complementa con nuevas estrategias de seguridad y salud, diseñadas gracias al conocimiento de la exposición y concentración al formaldehído en tiempo real. Estableciendo un Plan de Explotación y servicios asociados a la prevención y protección de los espacios de trabajo expuestos al formaldehído y elaborando una guía de referencia para implantación en diversas actividades laborales y una guía genérica. Finalmente se realizará un Business Plan para los próximos ejercicios.

Desde la perspectiva medioambiental el principal impacto de SENSSEI consiste en conseguir una reducción de la exposición ocupacional del 20% y hasta un 80% de la concentración ambiental de formaldehído en las fábricas madereras, y poder así mismo demostrar que estos resultados son replicables en otros entornos afectados, y otros sectores clave expuestos al formaldehído como el sector sanitario.

Gracias a este sistema de medición, estará disponible un nuevo marco de trabajo basado en los datos obtenidos de manera continua de los niveles de formaldehído en los lugares de trabajo o instalaciones donde se instale el sistema de medición. Tener estos datos disponibles y accesibles permitirá su gestión, estudio en profundidad y comparación, y si se establecen los protocolos adecuados de evaluación médica coherente, permitirá abrir nuevas oportunidades para obtener una mejor comprensión de las relaciones entre esta sustancia química y la salud humana.