Los países de la Unión Europea (UEEste enlace se abrirá en una ventana nueva) han acortado limitar la exposición de cinco sustancias asociadas a cánceres laborales, con lo que Bruselas espera prevenir 22.000 casos de enfermedades en territorio comunitario.

Se trata de cadmio, berilio, ácido arsénico, formaldehído y una variedad de metileno, una limitación que puede "mejorar las condiciones de trabajo de un millón de personas en la UE y prevenir 22.000 casos de enfermedades asociadas al trabajo", afirmó la ministra de Empleo austríaca, Beate Hartinger-Klein.

Este enlace se abrirá en una ventana nueva